Rese√Īa: Im√°genes de la tecnolog√≠a y la globalizaci√≥n en las narrativas hisp√°nicas, de Jes√ļs Montoya y √Āngel Esteban (eds.)

Daniel Escandell Montiel (Universidad de Salamanca)

Montoya, Jes√ļs y √Āngel Esteban (eds.). Im√°genes de la tecnolog√≠a y la globalizaci√≥n en las narrativas hisp√°nicas. Iberoamericana-Vervuert. 2013. 284 p√°g. 24‚ā¨

El libro que ahora nos ocupa, Im√°genes de la tecnolog√≠a y la globalizaci√≥n en las narrativas hisp√°nicas, que firman como editores Jes√ļs Montoya y √Āngel Esteban, aborda un tema que resulta de relevancia capital en los estudios contempor√°neos de literatura: todas las formas de expresi√≥n literaria est√°n vi√©ndose afectadas, de una forma u otra, por la presencia de lo tecnol√≥gico. Esta influencia es palpable en la obra misma, s√≠, pero tambi√©n en los procesos industriales asociados al mercado libresco, desde la concepci√≥n misma del original hasta la difusi√≥n de la obra. Se trata, por tanto, de una doble vertiente de influencia resultado l√≥gico de la tecnificaci√≥n digital del mundo, un proceso de reindustrializaci√≥n que deja de lado la tuerca f√≠sica para pasar al byte como eje de ordenaci√≥n del cambio en el que llevamos ya no pocos a√Īos sumergidos.

La propuesta del libro de Montoya y Esteban pasa, precisamente, por abordar los mecanismos de este proceso de influencia y los resultados palpables en las narrativas hispánicas. O la narrativa hispánica, pues precisamente una de las consecuencias más evidentes de la era de las comunicaciones es que las fronteras tradicionales se desdibujan cuando el movimiento de la información y el conocimiento ya no conoce de límites sobre mapas ni de obstáculos orográficos.

Imágenes de la tecnología y la globalización en las narrativas hispánicas es un libro de artículos que acusa mucho la diversidad de las aportaciones a su conjunto. No vamos a iniciar el repaso de sus textos por la primera parte del libro, que traza una perspectiva teórica muy necesaria y consolidada en su conjunto general, sino por el que es el tercer capítulo, pues se centra en la figura de Doménico Chiappe: por un lado, Daniel Mesa aporta un artículo centrado en la fundamental Tierra de extracción, novela multimedia de Chiappe que formó parte de la antología ELC2 de la Electronic Literature Organization; por otro, es Chiappe quien firma un artículo sobre literatura contemporánea que resulta claramente enriquecido por su doble vertiente como autor y teórico del medio. La lectura no necesariamente en paralelo, pero sí próxima, de ambas aportaciones resulta enriquecedora y nos recuerda que tenemos la suerte de que varios de los autores que cultivaban la vertiente digital de la literatura hispánica ejercen un importante papel como teóricos de sus propias (y otras) obras: además de Chiappe podemos destacar el trabajo que en otros libros, revistas, etc., han aportado autores como Eugenio Tisselli, Cristina Rivera Garza, Belén Gache o Hernán Casciari, entre muchos otros.

El texto de Chiappe aporta reflexiones interesantes como el concepto del ‚Äúlector Wii‚ÄĚ (2013: 278-279) como parte de una tipolog√≠a de nuevos lectores, si bien es justo se√Īalar que ‚ÄĒcomo se indica en el libro‚ÄĒ este texto surge de una conferencia impartida por el autor y carece de bibliograf√≠a, algo que podr√≠a haber enriquecido sensiblemente sus aportaciones. Algo similar sucede, en este sentido, con el art√≠culo de Jorge Carri√≥n (61-71), que aunque s√≠ aporta bibliograf√≠a no incluye referencias expl√≠citas en las citas que aporta a lo largo del texto. Regresando al texto de Chiappe, su origen eminentemente oral hace que su lectura sea √°gil, pero muchos de los conceptos que arroja se podr√≠an haber beneficiado de una mayor extensi√≥n, en particular si el lector no est√° familiarizado con las l√≠neas de pensamiento de Chiappe. El texto previo, de Mesa, permite una aproximaci√≥n a su obra y a partir de ella se desarrollan diversas cuestiones sobre sus teorizaciones, aunque creemos que el lector con m√°s curiosidad sentir√° la necesidad de buscar textos adicionales; en tal caso, es siempre grato recordar que la web personal de Chiappe <http://www.domenicochiappe.com> incluye varios textos te√≥ricos que pueden dar respuesta a la b√ļsqueda de m√°s informaci√≥n que el lector inquieto pueda tener.

Comentadas estas cuestiones, tan centradas en una figura √ļnica, es el momento de referirnos al primer apartado del libro, titulado ‚ÄúPautas culturales en la √ļltima narrativa en espa√Īol‚ÄĚ. Este se abre con cuatro aportaciones muy relevantes de Noguerol, Mora, Carri√≥n y Ferr√©. El primero de estos art√≠culos es el de Francisca Noguerol que retoma su l√≠nea te√≥rica del Barroco fr√≠o y ejerce con eficiencia su labor de abrir el texto al lector tras el pr√≥logo firmado por Montoya y Esteban. La perspectiva inicial de las primeras p√°ginas permite una aproximaci√≥n suficiente al lector que quiera saber a qu√© se est√° enfrentando y c√≥mo las novedades tecnol√≥gicas han influido en los procesos de escritura y la cultura del libro, por supuesto desde las tipograf√≠as hasta lo m√°s actual. A trav√©s de las p√°ginas, por tanto, Noguerol describe ese barroco fr√≠o como ‚Äúexponente tanto de unas ambiciones escriturales como de una forma de enfrentarse al mundo‚ÄĚ (22) y que se sustenta, seg√ļn expone, en el simulacro, la simbiosis entre los rasgos humanistas y cient√≠ficos, el realismo hist√©rico y la fractalidad.

En esta primera parte del libro encontramos tambi√©n el art√≠culo de Vicente Luis Mora, titulado ‚ÄúSujeto a r√©plica: el estatuto narrativo del sujeto palimpsesto y formas literarias de identidad digital‚ÄĚ (33-60). Una de las claves principales del art√≠culo es el planteamiento en torno a la construcci√≥n de la identidad, lo que lo sit√ļa en la misma l√≠nea de trabajos del investigador que ya le√≠mos en Pangea y en El lectoespectador. Esta, desde luego, es una de cuestiones principales de la confrontaci√≥n del usuario (y, por tanto, del autor) frente a internet. Como es habitual en los trabajos de Mora, este texto se beneficia de su conocimiento de la t√©cnica, tanto la del mundo computerizado como la del mundo escritoautoral. Tanto este texto como el que de Noguerol son prolijos en fuentes, tanto por cantidad y calidad como por lo diverso de su origen: esto se enriquece con las aportaciones originales de ambos y ayudan a conformar una aproximaci√≥n te√≥rica necesaria, plural y resultante de una extensa exploraci√≥n de las fuentes primarias y secundarias. Del texto de Mora bien vale la pena destacar su concepto de zombi digital como reflexi√≥n en torno a la presencia digital y que son ‚Äúlos perfiles de redes sociales como Facebook o Twitter que siguen activos a pesar de que sus propietarios han fallecido‚ÄĚ (52) y que, como bien recoge con la ejemplificaci√≥n de fuentes primarias, ha sido ya foco de varios autores. La telepresencia, la teleidentidad, es tambi√©n preocupaci√≥n por las huellas dejadas que, pese lo vol√°til del byte en la nube de datos, parece en ocasiones imposible de borrar.

El art√≠culo de Jorge Carri√≥n est√° escrito de manera √°gil, pero ocasionalmente¬† ‚ÄĒcomo hemos se√Īalado previamente‚ÄĒ echamos en falta la presencia de referencias expl√≠citas en sus citaciones; adem√°s, este art√≠culo presenta un problema ortotipogr√°fico recurrente: son abundantes las obras citadas que no aparecen marcadas con cursiva. Esto es muy palpable tras la lectura de los textos previos, ya que se percibe un claro cambio de tono. Esto no va en detrimento de la calidad de la contribuci√≥n, pues Carri√≥n aborda de manera certera la presencia palpable las huellas como s√≠mbolo de la tecnolog√≠a normalizada en la literatura de finales del siglo XX y principios del XXI, no solo interliterariamente, sino tambi√©n de forma ex√≥gena. ‚ÄúLa televisi√≥n, Windows e Internet van a dibujar gran parte de las coordenadas principales que necesitamos para entender la literatura contempor√°nea‚ÄĚ (63), afirma Carri√≥n. Como en la mayor√≠a de los textos que componen el libro, la pluralidad de obras abordadas es enorme y de un lado y otro del Atl√°ntico, lo que refuerza la tesis del art√≠culo ‚ÄĒy del libro‚ÄĒ, que no es sino la relevancia de la fuerte y creciente presencia e influencia de lo tecnol√≥gico-digital en la literatura hisp√°nica.

Cualquier duda en este sentido que pudiera tener el lector se despeja, en cualquier caso, con los art√≠culos que cierran este cap√≠tulo del libro y que firman Juan Francisco Ferr√© y Hugo Achugar, por ese orden. Ferr√© abre su art√≠culo no solo a lo literario y cinematogr√°fico, sino que dedica tambi√©n un ep√≠grafe a los videojuegos. Es esta una cuesti√≥n poco explorada en el libro, lo que hace m√°s valiosa la aportaci√≥n de Ferr√©, pues este medio de expresi√≥n art√≠stica, narrativa y l√ļdica tiene una presencia suficiente en el √°mbito hispano (como √≠tem de estudio en s√≠ mismo y como campo de influencia en otros) como para recibir atenci√≥n en un libro como este, que orbita en torno a las presencias tecnol√≥gicas. Los videojuegos son un elemento social y cultural que influye ya en muchos autores y las notas que aporta Ferr√© (106-107) son una base necesaria para establecer unas l√≠neas de trabajo que, sin duda, deber√°n explorarse en futuros trabajos. Su peso espec√≠fico est√° destinado a crecer, tanto como industria independiente como elemento de influencia en la literatura de la misma manera que han tenido un impacto evidente en las dem√°s formas de expresi√≥n audiovisual.

En la segunda parte del libro, bajo el t√≠tulo ‚ÄúHibridez tecnol√≥gica, cultura de masas y po√©ticas del desplazamiento‚ÄĚ, Jes√ļs Montoya presenta un art√≠culo centrado en El llanto, de C√©sar Aira, autor que ha sido abordado ya en los textos precedentes. En este caso, la obra de Aira es centro tem√°tico del estudio de Montoya y esto le permite concretar muchos de los planteamientos que se han presentado en la primera parte del libro. Por supuesto, no se trata de forma aislada, pero s√≠ central para trazar una tradici√≥n que conduce hasta la fenomenolog√≠a de la obra objetivo. Este art√≠culo se lee mejor, sin duda, tras las reflexiones sobre el zapping de Jorge Carri√≥n y la presencia de las pantallas en la literatura contempor√°nea.

Con las pantallas como expresi√≥n m√°xima de lo tecnol√≥gico, resultaba casi inevitable afrontar tambi√©n la obra de Manuel Puig, labor que asume Virginia Capote en su art√≠culo (171-187), que se nos hace un tanto breve por el objetivo que se propone de trazar una trayectoria de la obra de Puig desde la perspectiva de los medios de masas en sus textos. Boquitas pintadas y El beso de la mujer ara√Īa son dos pilares fundamentales de este art√≠culo como muestras de hibridaci√≥n de las textualidades del autor gracias a la influencia directa de lo audiovisual. Tambi√©n resultan breves, pero oportunamente directos, los art√≠culos que cierran esta segunda parte del libro y que aportan reflexiones interesantes sobre la obra de Edmundo Paz Sold√°n, Gustavo P√©rez Firmat y Junot D√≠az. Esta parte del libro cierra con unas reflexiones personales de Gustavo P√©rez Firmat (215-222), lo que, por supuesto, enlaza con esa tercera parte de la que decidimos hablar al principio centrada por entero en la obra de Chiappe.

No hay dudas, en definitiva, sobre lo necesario de un estudio como el que propone este libro. Los ocasionales puntos conflictivos que se pueden se√Īalar en torno a las fluctuaciones de tono e intencionalidad entre las diferentes colaboraciones (tantas veces tan dif√≠ciles de consolidar y pactar homog√©neamente) no oscurecen el resultado global ni, por supuesto, la l√≠nea de progresi√≥n que se consigue¬† a lo largo del libro, desde las aportaciones iniciales que ayudan a constituir un aparato te√≥rico en torno a la cuesti√≥n planteada, hasta las que cierran el volumen llevando el componente te√≥rico al an√°lisis de diversos casos concretos.

Bibliografía
Montoya, Jes√ļs y √Āngel Esteban (eds.) (2013). Im√°genes de la tecnolog√≠a y la globalizaci√≥n en las narrativas hisp√°nicas. Madrid/Fr√°ncfort: Iberoamericana-Vervuert.

Caracteres vol.3 n1

¬∑ Descargar el vol.3 n¬ļ1 de Caracteres como PDF.

· Descargar este texto como PDF.

· Regresar al índice de la edición web.

Caracteres. Estudios culturales y críticos de la esfera digital | ISSN: 2254-4496 | Salamanca