Los posicionamientos discursivos de actores políticos a través de las nuevas tecnologías. El caso de Juan Cabandié

Footings of political actors through new technologies. The case of Juan Cabandié

Rocío Flax (Universidad de Buenos Aires РCONICET)

Artículo recibido: 15-07-2013 | Artículo aceptado: 25-09-2013

ABSTRACT: This paper is part of a research project that examines the discursive constructions of the Argentinean political group called La Campora. In this occasion, we analyze the Twitter profile of one of their leaders: Juan Cabandié. First, we describe the construction of different political addressees. Then, we consider the different speech acts performed. The working hypothesis is that, due to the coexistence of a multiplicity of illocutionary forces in the same discursive space plus the cross-linking among different addressees, the politic figure constructs three types of footing: 1) the young militant, 2) the political leader and 3) the public official.
RESUMEN: El presente trabajo forma parte de un proyecto de investigaci√≥n que examina las construcciones discursivas en torno a la agrupaci√≥n pol√≠tica argentina denominada La C√°mpora. En esta ocasi√≥n, se analiza la p√°gina de Twitter de uno de sus dirigentes: Juan Cabandi√©. En primer lugar, daremos cuenta de la construcci√≥n de los diferentes destinatarios pol√≠ticos. Luego, se consideran los diferentes actos de habla que realiza. La hip√≥tesis del trabajo es que, a partir de la coexistencia dentro del mismo espacio discursivo de una multiplicidad de fuerzas ilocucionarias diversas, sumado al entrecruzamiento que se realiza de los diferentes destinatarios, el pol√≠tico fluct√ļa entre tres formas de posicionamiento: 1) el joven militante, 2) el dirigente pol√≠tico y 3) el funcionario p√ļblico.

KEYWORDS: discursive constructions, Twitter, La Cámpora, Juan Cabandié, Argentina
PALABRAS CLAVE: construcciones discursivas, Twitter, La Cámpora, Juan Cabandié, Argentina

____________________________

1. Introduction

Si bien la agrupaci√≥n pol√≠tica argentina denominada La C√°mpora comenz√≥ a gestarse con la llegada del kirchnerismo al poder, reci√©n a principios del 2010 -m√°s precisamente el 11 de marzo- en el acto en homenaje a la victoria electoral de H√©ctor C√°mpora en 1973, la juventud peronista comienza a cobrar importancia en la escena p√ļblica. Sin embargo, ni en esta oportunidad ni tampoco en el siguiente acto organizado por distintas fracciones de la Juventud Peronista kirchnerista, el 14 de septiembre de 2010, el nombre de La C√°mpora sobresali√≥ especialmente. La irrupci√≥n masiva de este movimiento en la escena p√ļblica coincidi√≥ con el d√≠a de la muerte de N√©stor Kirchner. Los j√≥venes, en general, tuvieron una representatividad muy considerable en el velorio del ex presidente, pero los medios masivos de comunicaci√≥n ‚Äďtanto los gr√°ficos como los audiovisuales- recalcaron el particular entusiasmo de un sector de la juventud kirchnerista: La C√°mpora. Si bien se definen como peronistas, constituyen un grupo diferenciado de otros sectores del peronismo tradicional y se encuentran fuertemente vinculados con las figuras de los presidentes N√©stor Kirchner y Cristina Fern√°ndez, de quienes se presentan como posibles herederos pol√≠ticos.

Desde una perspectiva ling√ľ√≠stico-discursiva, buscamos comprender la especificidad de la construcci√≥n, desarrollo y eventual afianzamiento de una agrupaci√≥n pol√≠tica, tomando el caso de La C√°mpora y su posici√≥n dentro del escenario pol√≠tico argentino actual. Para ello, analizamos los mecanismos discursivos utilizados por el ex presidente argentino N√©stor Kirchner, la actual presidenta Cristina Fern√°ndez y los miembros de la agrupaci√≥n La C√°mpora para construir la identidad pol√≠tica del joven militante peronista. Adem√°s, buscamos establecer los diferentes roles ‚Äďy las acciones y atribuciones que esos roles suponen- que los actores pol√≠ticos le asignan a La C√°mpora en tanto actor pol√≠tico-social. Por √ļltimo, examinamos la construcci√≥n discursiva de la subjetividad de la juventud dentro de esta agrupaci√≥n.

En este trabajo en particular, nos proponemos examinar la p√°gina de perfil de Twitter de uno de los m√°ximos referentes de la agrupaci√≥n: Juan Cabandi√©. La selecci√≥n de este actor pol√≠tico est√° vinculada, por un lado, por su importancia dentro de la agrupaci√≥n y, por el otro, por una limitaci√≥n propia de la tecnolog√≠a en cuesti√≥n. En Twitter es muy com√ļn que existan cuentas falsas de personajes p√ļblicos. En el caso de los dirigentes de La C√°mpora, ninguno tiene el s√≠mbolo de cuenta verificada que marca que se trata de la cuenta oficial de la persona en cuesti√≥n. Por lo tanto, la cuenta de Cabandi√© es la √ļnica fidedigna en tanto se encuentra linkeada con su p√°gina web oficial.

La selecci√≥n del corpus fue guiada por el auge, en los √ļltimos a√Īos, de las redes sociales, que tuvo como consecuencia la creaci√≥n de un nuevo tipo de v√≠nculo entre pol√≠ticos y ciudadanos, caracterizado entre otras cosas, por una (supuesta) mayor horizontalidad (Balardini, 2005). Por ello, este trabajo se centra en la construcci√≥n de la identidad pol√≠tica a trav√©s de las nuevas tecnolog√≠as.

El an√°lisis tendr√° dos ejes. En primer lugar, se da cuenta de la construcci√≥n de los diferentes destinatarios pol√≠ticos que construye Juan Cabandi√© (Ver√≥n, 1987). Luego, se consideran los diferentes actos de habla que este realiza (Searle, 1991; Wittgenstein, 1988). La hip√≥tesis del trabajo es que, a partir de la coexistencia dentro del mismo espacio discursivo de una multiplicidad de fuerzas ilocucionarias diversas, sumado al entrecruzamiento que se realiza de los diferentes destinatarios, el pol√≠tico fluct√ļa entre tres formas de posicionamiento (Goffman, 1981): 1) el joven militante, 2) el dirigente pol√≠tico y 3) el funcionario p√ļblico.

2. Marco teórico y metodología

El presente trabajo se inscribe dentro del An√°lisis Cr√≠tico del Discurso (ACD) (Fairclough, (2003a, 2003b, 2005), corriente que considera que el uso del lenguaje no es un simple efecto o reflejo de los procesos sociales y de la organizaci√≥n social: es parte del proceso social y, por lo tanto, constituye significaciones y pr√°cticas sociales. Hay que tener en cuenta que los discursos no envuelven solamente un campo de objetos sino tambi√©n la definici√≥n de una perspectiva legitima para el agente de conocimiento en un determinado contexto (van Leeuwen, 2008). Es decir, que no solo representan lo que sucede sino que lo eval√ļan, le adscriben prop√≥sitos, lo legitiman o deslegitiman. En este sentido, los discursos construyen y expresan las representaciones y creencias de los hablantes y, en consecuencia, influyen en sus actitudes y decisiones.

Las representaciones sociales presentes en discursos que tienen la posibilidad de una gran circulación social contribuyen con la creación, el mantenimiento o la resistencia de los discursos hegemónicos que buscan perpetuar la desigualdad social. Si el discurso articula significaciones sociales, entonces el acto de articulación en contexto afecta a las situaciones y a las relaciones sociales que formaron inicialmente esas significaciones. Muy a menudo, el efecto consiste en reafirmar y consolidar las estructuras sociales existentes. De esta forma, el ACD se centra en las estrategias de manipulación, legitimación, creación de consenso y otros mecanismos discursivos que influyen en el pensamiento y en la acción en beneficio de las estructuras de poder hegemónicas. A continuación definimos algunos conceptos que nos permitirán llevar a cabo el análisis propuesto.

La noci√≥n de footing o posicionamiento, utilizada por el soci√≥logo Erving Goffman, se aplica a los cambios concernientes a la alineaci√≥n de los participantes durante una interacci√≥n comunicativa; es la posici√≥n que toma un individuo al enunciar una expresi√≥n ling√ľ√≠stica (Goffman, 1981). Un cambio en el posicionamiento implica un cambio en el alineamiento que tomamos para nosotros mismos y para los otros, expresado en la forma en que manejamos la producci√≥n y la recepci√≥n de una emisi√≥n y supone una modificaci√≥n en nuestro marco de interpretaci√≥n para los eventos comunicativos. Goffman desarrolla la noci√≥n de posicionamiento a partir de la noci√≥n de marco. Los marcos (Goffman, 1974) son principios organizacionales sociocognitivos que definen y gestionan las situaciones comunicativas. Una emisi√≥n puede ser interpretada de maneras diversas y la gente decide c√≥mo hacerlo sobre la base de su definici√≥n de lo que est√° ocurriendo en el momento de la interacci√≥n, en t√©rminos de un marco o esquema, identificable y familiar a cada hablante (Carrizo, 2012).

Siguiendo la propuesta de Eliseo Ver√≥n (1987) se pueden reconocer tres tipos de destinatarios que son propios del discurso pol√≠tico. En primer lugar se encuentra el prodestinatario, o destinatario positivo ‚Äúque corresponde a un receptor que participa de las mismas ideas, que adhiere a los mismos valores y persigue los mismos objetivos que el enunciador‚ÄĚ (Ver√≥n, 1987: 17) y, por lo tanto, forman parte del mismo colectivo de identificaci√≥n. Al prodestinatario se dirigen los elementos del discurso pol√≠tico vinculados con la reafirmaci√≥n identitaria. En segundo lugar, se encuentra el contradestinatario, aquel al que se excluye del colectivo de identificaci√≥n. El lazo que une a ambos interlocutores es el de la inversi√≥n de creencias: ‚Äúlo que es verdadero para el enunciador, es falso para el contradestinatario e inversamente; o bien: lo que es bueno para el enunciador es malo para el contradestinatario; o bien: lo que es sinceridad para el enunciador es mala fe para el contradestinatario‚ÄĚ (Ver√≥n, 1987: 17). Este √ļltimo es el objetivo al que van dirigidas las amenazas y las injurias en el discurso pol√©mico y cuyos argumentos se busca desvalorizar. En tercer lugar se encuentra el paradestinatario (identificado habitualmente como el grupo de ‚Äúindecisos‚ÄĚ) que es aquel a que se intenta persuadir y convencer sin ser blanco de los ataques por no formar parte de la pol√©mica.

A partir de la noción de Wittgenstein de juegos de lenguaje (Wittgenstein, 1988) y de los actos de habla de Searle (1991), consideramos que todos los enunciados son conductas o actividades gobernadas por reglas. En otras palabras, hablar siempre consiste en realizar actos (Searle, 1991: 31). En este sentido, consideramos al acto de habla como una práctica social que se define a partir de reglas constitutivas y que se realiza a través del lenguaje. Sin embargo, preferimos la caracterización realizada por Wittgenstein en tanto, al ser menos rígida, permite dar cuenta mejor de la multiplicidad y creatividad constante de los usos del lenguaje, donde algunos juegos o actos se inventan, se estacan o caen en desuso. Siguiendo esta corriente, no es necesaria la utilización normativa de reglas, sino que estas surgen y se aprenden a partir de las prácticas mismas de los juegos (Wittegenstein, 1988: 75). Los tipos de juegos del lenguaje se reconocen así a través de parecidos de familia y no a través del aprendizaje de reglas rígidas.

3. La política luego de 2001

Luego de la crisis pol√≠tica y econ√≥mica argentina de 2001 y del fen√≥meno del ‚Äúque se vayan todos‚ÄĚ[1], la imagen del pol√≠tico tradicional dej√≥ de ser persuasiva[2] para la mayor√≠a de la poblaci√≥n. Surgi√≥ una serie de pr√°cticas nuevas, destinadas a mostrar a los pol√≠ticos en una faceta m√°s informal, alejada del protocolo, como forma de demostrarle a la poblaci√≥n que, en efecto, se estaba llevando a cabo una transformaci√≥n. Esto se vio, por ejemplo, en la asunci√≥n de N√©stor Kirchner en el 2003, donde el presidente decidi√≥, en varias ocasiones, pasar por alto el protocolo. En la misma l√≠nea, se puede citar al actual vicepresidente Amado Boudou tocando la guitarra junto a un grupo de rock local durante la campa√Īa electoral. En el caso del partido Propuesta Republicana, se pueden tener en cuenta los festejos luego de las victorias electorales, donde es com√ļn que sus principales figuras se pongan a bailar, o el video de un festejo de cumplea√Īos, donde se observa al mismo Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, imitando al cantante Freddie Mercury. Todos estos casos parecen intentos de los pol√≠ticos de mostrar una imagen menos r√≠gida y m√°s cercana al ciudadano com√ļn.

Dentro de esta nueva imagen, otro elemento a tener en cuenta es la edad. Empezando por los dos √ļltimos presidentes y siguiendo con el resto de los cargos de los tres poderes, los funcionarios pol√≠ticos son notoriamente m√°s j√≥venes. De esta forma, frente al ‚Äúque se vayan todos‚ÄĚ, se respondi√≥ con una irrupci√≥n de nuevas generaciones. La C√°mpora, en este sentido, surge como una agrupaci√≥n conformada por j√≥venes que apoyan al kirchnerismo. Creada por el hijo de los presidentes N√©stor Kirchner y Cristina Fern√°ndez, posee una fuerte impronta generacional, sus miembros se reconocen como la herencia de la generaci√≥n del 70[3].

Si observamos el Twitter de Juan Cabandié, dirigente de la mencionada agrupación juvenil kirchnerista, notaremos varios elementos que buscan construir una imagen de político más relajada e informal, que por un lado intenta acercarlo al electorado y, por el otro, mostrar que, en efecto, ha habido una renovación en la política argentina. Por esta razón, antes de proceder al análisis propuesto, realizaremos una descripción de la página de Twitter tanto en sus aspectos verbales como no verbales. Para ello nos centraremos en las imágenes de perfil y de fondo, la biografía y los temas de sus tuits.

4. El perfil

Los perfiles del usuario de Twitter est√°n separados en tres columnas: 1) Imagen o avatar; 2) Nombre de usuario / cuenta de Twitter (precedida por @) / Biograf√≠a; 3) √ćcono para seguir o dejar de seguir al usuario e √≠cono con opciones desplegables / n√ļmero de tuits publicados / n√ļmero de usuarios a los cuales sigue / n√ļmero de seguidores. Adem√°s, se puede elegir una imagen de fondo de pantalla que se mantiene en todas las opciones del perfil: tuits, siguiendo, seguidores, favoritos, listas, fotos recientes, etc.

En el espacio dedicado a la biograf√≠a aparece un esquema que utilizan muchos de los miembros de La C√°mpora (recordemos, sin embargo, que no podemos asegurar que se traten de los perfiles reales): se mezclan las funciones pol√≠ticas con los gustos personales. Si bien el espacio se denomina ‚Äúbiograf√≠a‚ÄĚ, lo m√°s usual es que no se lo utilice para contar cosas que uno haya hecho, sino para describir lo que uno ‚Äúes‚ÄĚ. As√≠, en la p√°gina de Cabandi√© se puede encontrar: ‚ÄúSoy militante de La C√°mpora, presido el bloque del FPV de CABA, Bostero y Riquelmista‚ÄĚ. Esto √ļltimo en referencia al equipo argentino Club Atl√©tico Boca Juniors y al jugador Juan Rom√°n Riquelme. Est√° biograf√≠a est√° construida a trav√©s de una enumeraci√≥n coordinada de modo tal que se da entender que todos los elementos se encuentran en el mismo nivel.

Para el análisis de las fotos subidas por Cabandié consideramos la propuesta de van Leeuwen (2008) en cuyo trabajo Discourse and Practice unifica herramientas para analizar la construcción de los actores sociales representados tanto a través de modos verbales como no verbales. El autor propone tres ejes a través de los cuales se puede analizar las imágenes y, en particular, a los actores sociales que aparecen representados en ellas. Los ejes en cuestión son: 1) La distancia social, 2) la relación social y 3) la interacción social. Los tres tienen en cuenta la relación entre los actores representados y los observadores.

Teniendo en cuenta este esquema de an√°lisis, podemos decir que la foto de fondo de Cabandi√©, a pesar de su convencionalismo, busca trasmitir confianza y familiaridad. Con respecto a la distancia social, la toma es relativamente cercana (plano medio). Por otra parte, se plantea una igualdad de poder entre Cabandi√© y el observador, en tanto el √°ngulo de la toma est√° al nivel de los ojos (eye angle). Adem√°s, en el plano horizontal, el √°ngulo se encuentra de frente al observador creando un lazo entre ambos. La combinaci√≥n del √°ngulo vertical con el horizontal hace que Cabandi√© mire a su interlocutor a los ojos. Esto tambi√©n podr√≠a resultar en una postura confrontativa, pero este claramente no es el caso, debido a la expresi√≥n facial del pol√≠tico (si bien las comisuras muestran que el gesto no es espont√°neo ni relajado[4], se trata de una amplia sonrisa). Todas estas estrategias visuales (cercan√≠a, igualdad de poder e interacci√≥n mutua entre el fotografiado y el observador) permiten representar a Cabandi√© y al observador como parte de un mismo grupo. En cuanto a la vestimenta, si bien est√° vestido de traje, lleva una camisa informal, abierta, arrugada y sin corbata; adem√°s tiene la barba sin afeitar. De cualquier forma, la foto simula ser casual (por medio de los rasgos informales antes mencionados), pero no lo es: es la toma que hacen todas las figuras pol√≠ticas, cuerpo a tres cuartos de perfil y mirada de frente. Por √ļltimo, su avatar es el logo de La C√°mpora. Sin embargo, los colores de la bandera argentina aparecen sobre la silueta de las Islas Malvinas, cuya recuperaci√≥n es un tema presente en la agenda del gobierno argentino actual.

Figura 1: perfil de Twitter de Juan Cabandié (2012, agosto)

5. Los tuits

A continuación, se presentan los distintos usos que Cabandié le otorga a sus tuits:

Tabla 1: Usos de Twitter ‚Äď Andr√©s Larroque y Juan Cabandi√©.

Ejemplos de los distintos usos:[5]

1) Información de actividades políticas de miembros de FPV, donde el agente es la presidenta, otros miembros del kirchnerismo o el mismo tuitero.

‚ÄúDiscurso de @CFKArgentina en este momento‚ÄĚ. (14-09-2011)
‚ÄúEntrega de premio de la Unesco a las abuelas de plaza de mayo con @CFKArgentina http://t.co/uKwPsuq‚ÄĚ. (14-09-2011)

2) Mensajes referidos o dirigidos a los opositores políticos: contradestinatario.

‚ÄúSiendo Pino un reconocido cineasta, porque hizo spots de campana tan espantosos?‚ÄĚ. (18-08-2011)
‚ÄúPor que no buscaron a isidoro madueno, antes de derrumbar????‚ÄĚ. (10-11-2011)
‚Äú@mauriciomacri en vez de twitear sobre el borda, veni a ver las condiciones desastrosas de los pacientes‚ÄĚ. (2-05-2012)
‚ÄúQue paso con las obras del arroyo vega?‚ÄĚ. (2-02-2012)

3) Conversaciones individuales con seguidores.

‚Äú@aldyavella fue un gusto, la pase muy bien! Abrazo Aldy‚ÄĚ. (24-09-2011)
‚Äú@juaniustarroz felicitaciones Juani, fue una gran jornada militante. Abrazo‚ÄĚ. (15-10- 2011)
‚Äú@sanfulano bien San Fulano. Suena. Muy bien!!!‚ÄĚ. (21-11-2011)
‚Äú@PatryFilo bien patry, gracias x avisarme. Saludos‚ÄĚ. (27-02-2012)

b) No solo personales, también informativos, respuestas a consultas o aclaraciones sobre su gestión.

‚Äú@Natucho hola natanael, necesita ir al CIC centro integrador comunitario mas cercano. Puede ser que en alumine haya uno‚ÄĚ. (10-05-2012)
‚Äú@graesro graciela estoy de acuerdo con vos, pero el incumplimiento es del gob de la ciudad, no del poder legislativo. Saludos‚ÄĚ. (21-05-2012)
‚Äú@carinadellacasa debe ir al inadi‚ÄĚ. (25-05-2012)
“@BastadeDemoler si apoyo la ley. (25-11-2011)

4) Mensajes para otros pol√≠ticos o personajes p√ļblicos del mismo partido.

‚Äú@manuelquieto: Como andar√°n mis amigos @fergril @juanifdiaz @juancabandie ?‚ÄĚ. (10-01-2012)
‚ÄúVeamonos pronto. Tambi√©n los extra√Īo. Abrazo‚ÄĚ. (11-01-2011).
‚Äú@cuervolarroque esa foto fue despu√©s de la derrota del 2009, en esos tiempos nacia el ejercito de la igualdad y el amor. Abrazo cuervo!‚ÄĚ. (3-03-2012).

5) Mensajes para o sobre Cristina Fernández o Néstor Kirchner.

‚ÄúLa alegr√≠a es inmensa. Gracias Nestor x abrirnos el camino‚ÄĚ. (14-08-2011)
‚ÄúNestor, fuiste todo para mi. Gracias.‚ÄĚ. (27-10-2011)
‚ÄúCristina es como Gardel, cada d√≠a gobierna mejor‚ÄĚ. (4-11-2011)
‚ÄúEl tenia raz√≥n, en la pol√≠tica no se puede ser Roberto Carlos y tener un mill√≥n de amigos.‚ÄĚ. (6-01-2012).
‚ÄúLa noticia twitera mas linda del a√Ďo. @cfkargentina (la jefa) me sigue en tw. Gracias presidenta.‚ÄĚ. (10-02-2012)

6) Mensajes generales para toda la población.

‚ÄúCine nacional a cielo abierto en Plaza Boedo http://t.co/So5aL3RK‚ÄĚ. (17-01-2012)

7) Vida privada e intereses personales (f√ļtbol).

‚ÄúVamos Rom√°n!!! Conductor indiscutido de este Boca.‚ÄĚ (16-08-2011)
‚ÄúSiempre confi√© en pablito Mouche. Que centro meti√≥, por favor …!‚ÄĚ. (26-01-2012)
‚ÄúHace 8 a√Īos, recuperaba mi identidad. Gracias @abuelasdifusion !!! Todav√≠a faltan 400 nietos.‚ÄĚ. (26-01-2012)
‚ÄúPerdon silva! Gooollll!!!‚ÄĚ. (24-05-2012)

8) Mensajes para o sobre la juventud peronista (en especial La Cámpora) informando de actividades (como veremos más adelante aquí se puede considerar el posicionamiento de Cabandié como militante).

‚ÄúRecital de la campora universidad con @amadoboudou y @manuelquieto. Pura alergia‚ÄĚ. (9-08-2011)
‚ÄúDesde el jueves varias organizaciones estamos repartiendo ropa, frazadas y colchones que donaron cientos de vecinos de distintas comunas.‚ÄĚ. (7-04-2012)
‚ÄúEl viernes todos a Velez junto a @cfkargentina‚ÄĚ. (24-04-2012)

b) Militancia vinculada con propaganda política (aquí hay un corrimiento a la posición de político o dirigente de la juventud).

‚ÄúApoya a Cristina‚ÄĚ. (29-07-2011)
‚ÄúNo te resignes, el domingo vota x cristina‚ÄĚ. (29-07-2011)
‚ÄúEl domingo, todos a votar a @cfkargentina‚ÄĚ. (21-10-2011)
‚ÄúEl peronismo es transformador o no es nada. Lo dem√°s es ap√≥crifo (peronismo federal pro)‚ÄĚ. (24-08-2011)

9) Propaganda política, comentarios e información sobre su gestión.

‚ÄúEn estas elecciones tambi√©n gano la pol√≠tica. Gano la construcci√≥n pol√≠tica real sobre la construcci√≥n mediatica.‚ÄĚ. (16-08-2011)
‚ÄúIsidro madueno de 70 a√Īos continua desaparecido. No hay que demoler el edificio hasta ver donde se encuentra esta persona.‚ÄĚ. (6-11-2011)
‚Äúlos aumentos generalizados afectan a todos los sectores sociales(subte), muy distinto a la qita d subsidios a sectores de mayores ingresos.‚ÄĚ. (5-01-2012)
‚ÄúSi no hay disenso, confrontaci√≥n de ideas y discusi√≥n, la pol√≠tica se transforma en 1 corporaci√≥n de intereses comunes.‚ÄĚ. (6-01-2012)

6. Los destinatarios

A diferencia de otros pol√≠ticos que se dirigen a la ciudadan√≠a en general, Cabandi√© genera la sensaci√≥n de que su perfil de Twitter est√° destinado principalmente no a ciudadanos o futuros votantes, sino a compa√Īeros de militancia. Sin embargo, tambi√©n intercambia informaci√≥n de inter√©s para distintos ciudadanos que le acercan sus dudas. Esta tensi√≥n se encuentra en correspondencia con su foto de perfil, en la cual si bien se muestra informal y relajado, no deja de adoptar la postura de pol√≠tico en campa√Īa.

Sin embargo, en √ļltima instancia, los destinatarios son siempre los militantes o simpatizantes de La C√°mpora. Por ejemplo, en los pocos casos en que selecciona como destinatario explicito a la oposici√≥n ‚Äďcontradestinario en t√©rminos de Ver√≥n (1987)‚Äď, las personas que leer√°n y comprender√°n el tuit son aquellos que forman parte del prodestinatario. Esto se observa en el uso de la iron√≠a y el lenguaje compartido que solo ser√≠a entendido por personas que ya est√°n familiarizadas con los tuits de Cabandi√© y que comparten sus ideas pol√≠ticas. Por ejemplo, en referencia al Gobernador de la Ciudad de Buenos Aires, escribe: ‚ÄúEl vetador serial veto una ley de fertilizacion asistida. Su pr√≥xima acci√≥n es vetar la legislatura‚ÄĚ (27-01-12)‚ÄĚ. O en el caso de la vicegobernadora, si bien se dirige a ella, ser√°n las personas que se adhieran a las mismas ideas y valores que Cabandi√© los que aprecien la burla: ‚ÄúFelicitaciones a @mariuvidal, a quien la corte suprema le dijo qe lo qe hizo en asistencia a personas sin techo, no sirvio para nada‚ÄĚ (25-04-12). De cualquier forma, los casos en los que se dirige a la oposici√≥n son escasos. En general, abundan tuits que se refieren a ella, pero cuyo destinatario directo es el prodestinatario. Por ello nos centraremos en la composici√≥n de su colectivo de identificaci√≥n.

Postulamos la existencia de dos niveles dentro del prodestinatario en los tuits de Cabandié. No solo se dirige a los ciudadanos que simpatizan o militan para agrupaciones kirchneristas y, en particular, para La Cámpora, sino que también se dirige al resto de los funcionarios políticos de su propio partido. A su vez, el primero de estos grupos puede dividirse teniendo en cuenta el nivel de horizontalidad que el dirigente de La Cámpora muestra con respecto a los interlocutores militantes. Así, están los tuits que hablan sobre sus propuestas políticas o sobre distintos eventos mediáticos en los que participa, marcando su posición de funcionario o dirigente, mientras que en otras publicaciones dialoga de igual a igual con el resto de los seguidores.

A continuación se presentan ejemplos de cada tipo de prodestinatario:

1) Compa√Īeros militantes

‚Äú@solander29 gracias compa√Īero.‚ÄĚ. (15-01-2012)
‚Äú@pgiribone un gusto compa√Īera‚ÄĚ. (22-11-2011)
‚Äú@juaniustarroz felicitaciones Juani, fue una gran jornada militante. Abrazo‚ÄĚ. (15-10-2011)
‚Äú@fergril obvio que voy! Me entusiasma la movida!‚ÄĚ. (5-08-2011)

Dentro de esta categoría, también se puede incluir los tuits que incluyen citas de otros políticos o figuras de relevancia política (como es el caso de las Madres de Plaza de Mayo) o mensajes supuestamente dirigidos para Cristina Fernández y Néstor Kirchner, ya que en ambos la posición que adoptan es la del militante citando o dirigiéndose (ficticiamente, como en el caso de Kirchner, donde no hay dudas que el destinatario real no puede ser el ex presidente puesto que ya había fallecido) a sus ídolos. Es decir, copian el modelo de mensaje que los militantes suelen utilizar y, efectivamente, ellos son los destinatarios reales:

‚ÄúNestor, fuiste todo para mi. Gracias‚ÄĚ. (27-10-2011)
‚Äú‚ÄėEs la primera vez que no vamos a marchar en la Plaza de Mayo un jueves …Decidimos marchar aqu√≠ por √©l y para √©l…‚Äô‚ÄĚ. (19-01-2012)

2) Militantes de la agrupación que Cabandié (entre otros) dirige

En este grupo se encuentran mensajes que también son dirigidos a los militantes, pero en los que varía la posición desde la cual Cabandié escribe. Aquí se incluyen tuits que convocan a eventos o que indican a quién deben votar sus seguidores.

‚ÄúEl viernes todos a Velez junto a @cfkargentina‚ÄĚ. (24-04-2012)
‚ÄúHoy a las 19 hs en pque lezama, acto con @lacampora a 1 ano del luna park. Vienen todos!!!‚ÄĚ. (14-09-2011)
‚ÄúEl domingo, votamos a Filmus.‚ÄĚ. (29-07-2011)

Además, se pueden incluir en esta categoría los mensajes que se refieren a sus propias actividades como político y que informan acerca de sus posturas y medidas en tanto legislador. Estos mensajes tienen como destinatarios a los militantes o seguidores, pero desde una posición de dirigente de la agrupación o, incluso, funcionario político. En el ejemplo citado, se da cuenta de la asistencia a un acto de la militancia, pero Cabandié se coloca al lado del candidato a Vicepresidente (Amado Boudou) y no como un militante raso. Cabe destacar que algunos de estos mensajes también están dirigidos hacia los paradestinatarios, en tanto justifican sus opiniones políticas, sus propuestas en la legislatura y también sirven para orientar a ciudadanos que le realizan consultas:

‚ÄúRecital de la campora universidad con @amadoboudou y @manuelquieto. Pura alergia‚ÄĚ. (9-08-2011)
‚Äú@SilviaGoni ja es verdad Silvia. Mi proyecto esta bueno. Acabo de ver una publicidad de bco provincia donde ofrecen garant√≠a joven.‚ÄĚ. (27-07-2011)
‚Äú@Natucho hola natanael, necesita ir al CIC centro integrador comunitario mas cercano. Puede ser que en alumine haya uno.‚ÄĚ. (10-05-2012)

3) Políticos kirchneristas

En este caso, se dirige a otros pol√≠ticos del mismo colectivo de identificaci√≥n. No solo se tratan con familiaridad entre ellos, sino que algunos tuits marcan una mayor cercan√≠a con personas con mayor poder, como por ejemplo Cristina Fern√°ndez. En todos estos casos, mantiene el perfil de pol√≠tico joven e informal que lo caracteriza, pero la familiaridad con personas de poder, a su vez, lo separa de sus seguidores. En este grupo, tambi√©n se pueden incluir los di√°logos con otros kirchneristas que, a pesar de no ser pol√≠ticos, est√°n en una situaci√≥n de poder mayor que la del militante raso: figuras reconocidas del periodismo, la m√ļsica, etc.

‚Äú@rialjorge preguntale algo, parece nota arreglada, jorge‚ÄĚ. (7-11-2011)
‚ÄúLa noticia twitera mas linda del a√Ďo. @cfkargentina (la jefa) me sigue en tw. Gracias presidenta.‚ÄĚ. (10-02-2012)
“@manuelquieto: Como andarán mis amigos @fergril @juanifdiaz @juancabandie ? (10-01-2012)
‚ÄúVeamonos pronto. Tambi√©n los extra√Īo. Abrazo‚ÄĚ. (11-01-2012)

7. Actos de habla

Tabla 2: Actos de habla realizados por Juan Cabandié en su perfil de Twitter

Cabe destacar la utilización del consejo, la convocatoria y las felicitaciones: estos tres tipos de acto de habla suponen una desigualdad entre la persona que realiza el acto y el destinatario. En el primer caso, el emisor posee un mayor conocimiento que le permite aconsejar. En el segundo, tiene el poder de organizar y movilizar personas y, en el tercero, evaluar la performance de los otros militantes. Cabandié utiliza los tres tipos de acto de habla. El primero desde el lugar de funcionario con conocimientos y los otros dos desde su rol de líder de La Cámpora. También abundan los declarativos que informan sobre sus posturas políticas.

8. Consideraciones finales

Teniendo en cuenta los usos y funciones de los tuits del dirigente pol√≠tico Juan Cabandi√©, fue posible agruparlos seg√ļn cuatro tipos de destinatario. A partir de la propuesta de Ver√≥n (1987), diferenciamos un contradestinatario, compuesto principalmente por los miembros del partido Propuesta Republicana[6]; un paradestinatario que incluye los mensajes dirigidos a la poblaci√≥n o ciudadan√≠a en general; y dos tipos de prodestinatarios: los militantes de La C√°mpora, por un lado, y pol√≠ticos o figuras de relevancia p√ļblica dentro del kirchnerismo, por el otro. Ambos pertenecen al mismo colectivo de identificaci√≥n, pero se diferencian por el lugar de poder que ocupa cada uno. Dentro del primer subgrupo, se incluyen las conversaciones con seguidores y los mensajes para miembros de La C√°mpora, pero tambi√©n los tuits que hablan sobre la oposici√≥n o sobre N√©stor Kirchner y Cristina Fern√°ndez, ya que estos suponen no solo valores y experiencias compartidas, sino tambi√©n la existencia de cierta complicidad que surge a partir del humor y la iron√≠a (Brown y Levinson, 1987). Aqu√≠ tambi√©n se puede encontrar dos niveles, Cabandi√© se dirige a los militantes como iguales o como dirigente de la agrupaci√≥n. Dentro del segundo subgrupo de prodestinatarios, se incluyen los mensajes que se dirigen a otros funcionarios o miembros del partido FPV. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de estos mensajes, en particular los dirigidos a la presidenta o su marido, tienen por funci√≥n ser le√≠dos por los seguidores y no por las figuras de poder.

Si cruzamos los dos ejes de an√°lisis considerados ‚Äďtipos de destinatario y actos de habla-, podemos encontrar tres roles o posicionamientos entre los que fluct√ļa Juan Cabandi√©.

1. Compa√Īero de militancia
2. Dirigente de la agrupación La Cámpora
3. Funcionario político

En el primero, se dirige a sus seguidores, militantes o simpatizantes, desde un eje de horizontalidad. Es decir, se sit√ļa ‚Äúcomo uno m√°s‚ÄĚ. En el segundo, el destinatario se mantiene (militantes de La C√°mpora), pero cambia la relaci√≥n de poder con respecto a los enunciadores. Aparece un eje de verticalidad, donde el pol√≠tico se presenta como habilitado para influenciar en las opiniones, decisiones, comportamiento y votos de sus seguidores. Por √ļltimo, en el tercer caso, el destinatario se ampl√≠a, para abarcar tambi√©n al paradestinatario (podr√≠a incluir al contradestinatario), ubic√°ndose Cabandi√© en una posici√≥n de mayor poder dentro del mencionado eje vertical, justificado principalmente por su cargo pol√≠tico. El mayor conocimiento con respecto a quienes visitan su perfil tambi√©n justifica ese posicionamiento. Este conocimiento se explicita a trav√©s de las respuestas a las consultas que le hacen, la explicaci√≥n de leyes y de proyectos propios, y en la evaluaci√≥n del comportamiento de los otros, como en el caso de las felicitaciones por el buen desempe√Īo de un compa√Īero[7].

En efecto, Cabandi√© es un funcionario pol√≠tico: es legislador de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso, resulta interesante su intento por desplazarse de ese posicionamiento que le otorga su cargo p√ļblico para generar la ficci√≥n de otro tipo de v√≠nculo con el ciudadano com√ļn, en especial, en el dialogo con seguidores en cuestiones relacionadas con lo personal o en la utilizaci√≥n de un tono coloquial y amistoso.

Por √ļltimo, cabe destacar que la tensi√≥n entre los roles de 1) militante 2) dirigente y 3) funcionario pol√≠tico que se observa a nivel discursivo se encuentra en concordancia con los elementos no verbales del perfil de Cabandi√©.

Bibliografía

Balardini, Sergio (2005). ‚Äú¬ŅQu√© hay de nuevo, viejo?‚ÄĚ. Revista Nueva sociedad 200: pp. 96-107.

Balsa, Javier (comp.) (2013). Discurso, pol√≠tica y acumulaci√≥n en el kirchnerismo. Buenos Aires/Bernal: Ediciones del CCC ‚Äď Universidad Nacional de Quilmes.

Barthes, Roland (1982). Investigaciones retóricas I. La antigua retórica. Barcelona: Ediciones Buenos Aires.

Brown, Penelope y Sthepen Levinson (1987). Politeness. Cambridge: Cambridge University Press.

Cabadié, Juan (@juancabandie) (2011-2012). . [03-09-2013].

Carrizo, Alicia (2012). La argumentación interaccional. Efectos del uso del discurso referido. Tesis no publicada. Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Ekman, Paul (2003). Emotions Revealed. New York: Times Books.

Fairclough, Norman (2003a). ‚ÄúEl an√°lisis cr√≠tico del discurso como m√©todo para la investigaci√≥n en ciencias sociales‚ÄĚ. Ed. Michael Meyer y Ruth Wodak. M√©todos del an√°lisis cr√≠tico del discurso. Barcelona: Gedisa.

Fairclough, Norman (2003b). Analysing Discourse. Textual Analysis for Social Research. London: Routledge.

Fairclough, Norman (2005). ‚ÄúCritical discourse analysis‚ÄĚ. Marges linguistiques 9: pp 76-94.

Forte, Diego (2012). Ideología y emoción. Condicionamientos en la producción de significado individual. Disertación no publicada. Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Goffman, Erving (1974). Frame Analysis. An Essay on the Organization of Experience. Boston: Northeastern University Press.

Goffman, Erving (1981). Forms of Talk. Philadelphia: University of Pennsylvania Press.

Searle, John (1969). Actos de habla. Ensayo de filosofía del lenguaje. Barcelona: Editorial Planeta, ed. 1991.

Trueba Atienza, Carmen (2009). ‚ÄúLa teor√≠a aristot√©lica de las emociones‚ÄĚ. Signos Filos√≥ficos 22: pp. 147-170.

van Leeuwen, Theo (2008). Discourse and Practice. New Tools for Critical Discourse Analysis. Oxford: Oxford University Press.

Ver√≥n, Eliseo (1987). ‚ÄúLa palabra adversativa‚ÄĚ. Ed. Eliseo Ver√≥n et al. El discurso pol√≠tico. Lenguajes y acontecimientos. Buenos Aires: Hachette.

Wittgenstein, Ludwig (1953). Investigaciones filosóficas. México: UNAM/Editorial Crítica, ed. 1988.



Caracteres vol.2 n2

¬∑ Descargar el vol.2 n¬ļ2 de Caracteres como PDF.

· Descargar este texto como PDF.

· Regresar al índice de la edición web.

Notas:    (↵ regresa al texto)
  1. Este fenómeno se vinculaba con la desilusión que experimentaba la población por la clase política y la imposibilidad de encontrar una propuesta novedosa. Véase Balsa (2013).
  2. Entendemos por persuasión una forma de comunicación que intenta generar una determinada conducta en los otros, no a partir de la argumentación, sino a través de las sensaciones y las emociones (Trueba Atienza, 2009; Barthes, 1982).
  3. As√≠ como en la √ļltima d√©cada se hizo fuerte la idea de que quienes comenzaban a ocupar los espacios de poder era la generaci√≥n que hab√≠a sido perseguida en los a√Īos ‚Äô70 durante la m√°s cruenta dictadura militar argentina, en los √ļltimos a√Īos aparecieron j√≥venes que se autoproclaman sus herederos. El v√≠nculo entre ambas generaciones es filial, en algunos casos, real y en otros, ficticio.
  4. Puede decirse que la sonrisa no es natural porque las comisuras no se elevan (Ekman, 2003), adem√°s de no ser sim√©trica. El borde derecho parece ligeramente m√°s abierto que el izquierdo. En t√©rminos de Ekman esto es una filtraci√≥n, porque la idea del emisor no es brindar una se√Īal confusa o ideas contrapuestas. En t√©rminos de Forte (2012) esta filtraci√≥n remite a la intencionalidad, no necesariamente mala o siniestra, sino simplemente al hecho de que es una pose, algo construido y de ninguna manera espont√°neo.
  5. Los ejemplos se transcriben igual que como aparecieron en las páginas de Twitter, muchas veces conteniendo errores de ortografía o tipeo.
  6. Recordemos que en los tuits dirigidos al contradestinatario, la utilización del sarcasmo y la ironía permite suponer que el destinatario final de ese mensaje es el prodestinatario.
  7. Los mensajes dirigidos a aquellos que definimos como un segundo tipo de prodestinatario (otros pol√≠ticos de FPV y figuras p√ļblicas) podr√≠an coincidir con el segundo y tercer tipo de posicionamiento. Sin embargo, si lo cruzamos con los actos de habla, el nivel de informalidad que se maneja, coincidir√≠a mejor con el rol de dirigente de un movimiento joven que con el de funcionario pol√≠tico.

Caracteres. Estudios culturales y críticos de la esfera digital | ISSN: 2254-4496 | Salamanca