Escritores y redes sociales

Imagino que nadie espera seriamente que ciertos tipos de personajes famosos escriban algo de provecho en toda su maldita vida y mucho menos un tuit o cualquier tipo de mensaje en una red social. Pero, claro, esto no se aplica a escritores. De hecho, no debería extrañarnos cierto terror ante el tuit en blanco, por decirlo de una manera graciosa.

Redes sociales
Las redes sociales establecen vínculos digitales entre nodos (personas o empresas)

El comportamiento en redes sociales de los autores no tiene que ser esencialmente distinto del que haría cualquier otra persona, pero está claro que algunas actitudes no son las más acertadas cuando se ha alcanzado cierto nivel de popularidad y, naturalmente, los seguidores de las palabras escritas quieren serlo también en Twitter, en páginas oficiales o no de Facebook, y demás medios sociales.

Eso hace que haya autores que no sigan a nadie. Ya sabemos que Twitter no es una red simétrica en las relaciones, pero me atrevería a decir que si no sigues a nadie es que o no tienes ningún interés en nada en todo el universo (lo que implicaría una simpleza mental digna de estudio) o que, opción más probable, en realidad no hay el más mínimo interés en esa plataforma. ¿Por qué, entonces, tener esa cuenta? ¿Para que sea una suerte de RSS con foto?

Todos sabemos la respuesta a esta pregunta. También es cierto que ha habido algunos autores realmente adictos a la red. Un extremo y otro son, al fin y al cabo, comportamientos que se dan a diario entre gente que ni se dedica profesionalmente a eso de escribir ni tienen el más mínimo atisbo de fama o reconocimiento. Pero la crueldad de estar en la atalaya es que también eres observado y vemos entonces cómo algunos aficionados se enfadan porque no obtienen la respuesta que desean, o cómo quien no tiene ningún interés -o incluso tienen, en todo caso, cierta inquina- se dedican a hacer la puñeta (siendo finos). Tampoco es que lidiar con una panda de troles de internet sea agradable.

Y, en el fondo, todo eso va sucediendo en marismas de autoproclamados expertos en (personal) branding, coaching, y demás anglicismos que se asocian, indefectiblemente, a tonterías de tomo y lomo que solo pueden engañar a gente de una inocencia extrema.

5 pensamientos sobre “Escritores y redes sociales”

  1. Bien por el artículo. Si los autores independientes no desarrollan una estrategia de maketing en redes sociales y entran en contacto bi-direccional con sus lectores con el tiempo se darán cuenta que no tienen quién esté interesado en sus obras!

    Nicolás

Responder a Nicolas Solop Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.