Editorial

El scam académico

Lo que percibimos no es siempre un reflejo directo de la realidad; de hecho, habr√° quien oportunamente se√Īale que la relaci√≥n entre lo percibido y lo real puede estar muy distanciada en una gran mayor√≠a de casos. Sea como fuere, en el √ļltimo a√Īo parecen haber aflorado los intentos de estafa en el √°mbito acad√©mico; pero como son en internet todo el mundo se refiere a ellos con el t√©rmino ingl√©s scam, que nosotros dejamos de lado a partir de ahora. La ventaja es que a poco que alguien busque informaci√≥n sobre este tipo de estafa va a encontrar diversos blogs de veteranos investigadores que advierten sobre este hecho y dan varios consejos sobre c√≥mo evitar que caigamos en su trampa. Es algo que los j√≥venes investigadores, doctorandos o doctores recientes, deben tener muy en cuenta pues son quienes m√°s f√°cilmente pueden ser enga√Īados por las presiones de los sistemas de acreditaci√≥n y evaluaci√≥n (pretendidamente objetivos, pero basados m√°s bien en medir al peso la calidad sin evaluar realmente esa calidad) para intentar tener una m√≠nima opci√≥n de futuro en el campo de investigaci√≥n para el que tan duramente se han formado.

No debemos enga√Īarnos tampoco por una percepci√≥n err√≥nea: este tipo de estafa no se limita solo al mundo anglosaj√≥n. En los √ļltimos meses varios investigadores de nuestro √°mbito han recibido propuestas de publicaciones y conferencias que eran, efectivamente, estafas acad√©micas y que segu√≠an muchos de los patrones sobre los que se advierte de manera habitual. Sin √°nimo de repetir los consejos dados por otros, nos parece oportuno remitir a los interesados a un texto publicado por la Universidad de Bristol <http://www.cs.bris.ac.uk/Teaching/learning/junk.conferences.html> donde se identifican varias de las claves necesarias para detectar este tipo de situaciones en congresos. Por supuesto, muchas de esas claves, adem√°s, se pueden extrapolar sin problemas a las publicaciones (adem√°s de exponer un caso en el p√°rrafo final de ese documento).

Ante una situaci√≥n como esta, que parece estar agrav√°ndose, hay dos caminos a seguir y nosotros optamos por el honesto. Como revista acad√©mica en l√≠nea, abierta y gratuita que, adem√°s, es independiente de instituciones acad√©micas, solo podemos reforzar nuestros pilares y valores fundamentales. A√Īo a a√Īo la publicaci√≥n se consolida, s√≠, pero este tipo estafas perjudica no solo a los investigadores afectados directamente por una de sus trampas, sino tambi√©n a los proyectos que est√°n todav√≠a en fases tempranas y que pueden fracasar o peligrar por las l√≥gicas suspicacias que pueden surgir ante la sospecha. La investigaci√≥n debe tener en la honestidad y la transparencia dos de sus valores m√°s destacados y este tipo de estafas perjudican los ideales que se persiguen.

Esta es una de las razones por las que desde Caracteres seguimos trabajando para la indexación y catalogación de la revista por diferentes organismos e instituciones internacionales. Ya no es solo una cuestión de que se reconozca una calidad o que se garantice un cierto valor a la hora de que se sume una línea más en el currículo de un investigador, sino de que haya una presencia consolidada y respaldada en ámbitos externos a los de las propias publicaciones que despejen toda duda sobre las mismas.

En todo caso, resulta evidente que la mejor manera de evitar estas estafas pasa por revisar los criterios que se aplican a los investigadores, que ya desde los primeros a√Īos de su carrera se enfrentan a evaluaciones y exigencias muy superiores a las que han tenido que pasar sus predecesores y que no se justifican simplemente con conceptos tan sobreexplotados y mal orientados que se han vaciado de todo significado coherente, como ‚Äúcompetitividad‚ÄĚ. Los criterios de evaluaci√≥n de la calidad de la investigaci√≥n siguen sin atender realmente a la calidad y la cuantificaci√≥n de los esfuerzos y la producci√≥n intelectual se barema con criterios volubles (y muchas veces poco claros) que se escudan tras un argumentario que orbita en torno a la objetividad pero que poco se acerca a esta.

La creación de un monográfico

Este n√ļmero de Caracteres. Estudios culturales y cr√≠ticos de la esfera digital representa nuestro primer monogr√°fico, que ha coordinado √Ālvaro Llosa Sanz, tal y como adelant√°bamos en el editorial del anterior n√ļmero de la revista. Este monogr√°fico lleva por t√≠tulo Universos transmedia y convergencias narrativas/Transmedia Universes and Narrative Convergences. Podemos celebrar muy especialmente no solo que hayamos llegado al tercer a√Īo de la revista con unas cifras de alcance y distribuci√≥n que consideramos muy positivas, sino tambi√©n el √©xito de la petici√≥n de art√≠culos de este monogr√°fico.

Como publicaci√≥n acad√©mica todav√≠a joven y en continuo proceso de aprendizaje los editores de Caracteres podemos afirmar que hemos aprendido mucho durante todo el proceso de creaci√≥n de este n√ļmero, que ha supuesto grandes retos para la revista. Se trata del n√ļmero m√°s extenso que hemos publicado hasta el momento gracias a la gran cantidad de art√≠culos recibidos. El proceso de evaluaci√≥n ha demostrado ser m√°s complejo y largo que nunca, pero gracias a la colaboraci√≥n de la red de evaluadores, el consejo editorial y el consejo cient√≠fico, se ha logrado realizar una selecci√≥n representativa de los diferentes campos de estudio que abre un monogr√°fico como el que se propon√≠a. El objetivo, bien orientado por √Ālvaro Llosa, ha sido siempre mantener la l√≠nea de pensamiento de todos los autores para presentar perspectivas novedosas y abrir nuevos horizontes.

Adem√°s, varios de los art√≠culos han mostrado su car√°cter atrevido y arriesgado ya desde el proceso de arbitraje, por lo que confiamos en que abran l√≠neas de debate en sus respectivos campos de estudio, que no son pocos. La preocupaci√≥n por el universo transmedia se refleja en este n√ļmero como una cuesti√≥n profundamente interdisciplinar que cubre en su convergencia de medios y modos de contar numerosos recorridos trasversales que viajan desde la narrativa en su concepci√≥n tradicional literaria hasta los c√≥mics, los videojuegos, la fotograf√≠a, el cine, el periodismo, la e-literatura, o la realidad aumentada y el internet de las cosas; desde el libro como soporte descentralizado hasta el universo del blog, las redes sociales, o la configuraci√≥n social y personal del cibercuerpo; desde las experiencias viajeras personales, la aparici√≥n del h√©roe como personaje transmedi√°tico, la po√©tica transmedia en la ficci√≥n, o la creaci√≥n hist√≥rica del escribano aut√≥mata hasta el nacimiento del ciberdrama y la elaboraci√≥n virtual de la imagen pol√≠tica nacional; desde la discusi√≥n del concepto mismo de transmedia, o la perspectiva de una literatura electr√≥nica como an√°lisis psicol√≥gico ejercido mediante actos de escrilectura hasta el estudio de la afectividad colectiva en las comunidades virtuales y el impacto de los nuevos h√°bitos de lectura y la alfabetizaci√≥n tecnol√≥gica en la educaci√≥n y la brecha social. Estas apuestas definitivamente arriesgadas por parte de los autores, desde el art√≠culo-marco inicial que firma Vicente Luis Mora hasta el texto de cierre, un broche que aporta Fernando Broncano en memoria de Jos√© Luis de Brea, componen una visi√≥n actual y en continuo proceso de los estudios transmedi√°ticos, sin complejos de abordar sus l√≠mites y expansiones.

Vaya, en definitiva, desde aqu√≠ nuestra gratitud a √Ālvaro por todo su trabajo en la coordinaci√≥n y gesti√≥n, adem√°s del apoyo en las tareas duras y tediosas que conlleva todo trabajo de edici√≥n. Desde que se empez√≥ a gestar este monogr√°fico hasta el √ļltimo momento de trabajo dedicado al mismo, sus aportaciones han sido siempre esenciales para conseguir llevar a buen puerto este proyecto.

Caracteres tiene entre manos varios proyectos para futuros monogr√°ficos que est√°n siendo evaluados para a√Īos venideros, pero la l√≠nea de la revista va a seguir siendo la misma trazada hasta el momento: una publicaci√≥n acad√©mica abierta todo el a√Īo a la recepci√≥n de colaboraciones que exploren los √°mbitos de intersecci√≥n entre las diferentes tecnolog√≠as y las Humanidades y las Ciencias Sociales sin restricciones tem√°ticas. Esta l√≠nea de trabajo no debe verse alterada por la gestaci√≥n de futuros monogr√°ficos que, siempre con car√°cter excepcional, se convoquen desde la revista con la intenci√≥n de potenciar √°reas de investigaci√≥n concretas dentro de un √°mbito de estudio tan rico, variado y en alza como el que cubre la revista. Por supuesto, ya estamos trabajando en el pr√≥ximo n√ļmero, que se publicar√° en el mes de noviembre de 2014, por lo que todos los investigadores que quieran participar con art√≠culos de investigaci√≥n, de divulgaci√≥n o rese√Īas pueden enviar sus colaboraciones con normalidad. La hoja de estilo y la normativa de la revista se pueden encontrar, como siempre, en nuestra p√°gina web <http://revistacaracteres.net/normativa/>, tanto en espa√Īol como en ingl√©s.

Los editores de Caracteres.

Caracteres vol.3 n1

¬∑ Descargar el vol.3 n¬ļ1 de Caracteres como PDF.

· Descargar este texto como PDF.

· Regresar al índice de la edición web.

Caracteres. Estudios culturales y críticos de la esfera digital | ISSN: 2254-4496 | Salamanca