Minientradas

Diccionarios de gestos

Los diccionarios están lexicalizados, obviamente, pero la palabra no es la única manera de comunicarnos. Los gestos, incluso los más inocentes, aportan una gran cantidad de información. Como con las palabras, algunos son culturalmente muy específicos y otros pueden dar lugar a confusión pues son falsos amigos.

A tales efectos, resulta muy interesante la presencia en línea de este diccionario de gestos españoles (de Coloquial.es) con el que podemos ver vídeos de gestos, además de poder localizarlos por algo tan útil como si usamos una o dos manos para realizarlo.

Quizás un poco más abstracto pero igualmente útil es este diccionario con signogramas. Como ellos mismos apuntan, su objetivo es promover el «uso de los gestos universales como auxiliares para la comunicación internacional entre personas OYENTES de todo el mundo», y es en ese contexto en el que los signogramas propuestos cobran mucho sentido.

Lo más leído en febrero

Lo más leídoA continuación ofrezco la lista de las cinco entradas más visitadas en el mes de febrero:

Opinión: Stylus para pantalla capacitiva

A raíz de los apuntes que publiqué ayer sobre escritura, caligrafía e interfaces táctiles, algún colega me ha preguntado si stylus como el que salía en una de las fotografías (el Bamboo de Wacom) funcionan.

Stylus de Wacom para iPad
Dibujando sobre iPad empleando un stylus específico.

De hecho, yo tengo ese mismo modelo, y funcionar sí funciona. No consigue ofrecer una experiencia de escritura tan fina como la de una pantalla resistiva y un stylus de plástico más tradicional. No me extenderé en las diferencias técnicas entre pantallas táctiles, porque se puede leer en el campo conceptual de Caracteres, pero si tengo que escribir sigo sintiéndome más cómodo con ese tipo de pantallas, aunque «fluyen» menos. Me explico: una pantalla resistiva tiene cierto lag en el dibujo del trazo, pero al usar un stylus fino se escribe más fluido; en una capacitiva esta agilidad en la escritura no es tan fácil de conseguir, aunque tiene muchas más ventajas en la mayoría de los entornos de uso y da más calidad de imagen.

Con todo, es mejor que usar el dedo: no se ensucia la pantalla, con algo de práctica se traza muy bien, y al final da buen resultado, pero hay cierta curva de aprendizaje. Usando el iPad sobre un atril, por ejemplo, es cómodo, y si hay que escribir, como lápiz que es, hace que nos tapemos menos la pantalla que si usáramos directamente el dedo. Lo recomiendo, pero no al precio -un tanto abusivo, en mi opinión- que suelen tener estos productos. Eso sí, he probado varios modelos, y este es el que mejor me ha parecido.

Lolearse está cada vez más cerca

Oxford introduce en su diccionario las abreviaturas de internet ‘LOL’ y ‘OMG’ en la última revisión del mismo. También ‘TMI’ y ‘FYI’.